Equipamiento de un centro de rehabilitación integral para personas con discapacidad

El Centro se asienta en el distrito de Hualmay, provincia de Huaura (Perú), la población beneficiaria la constituyen las personas condiscapacidad de la zona norte del Departamento de Lima, residentes en las provincias de Huaura, Huaral y Barranca, ya que en toda la región nortede Lima no existe otra instalación de este tipo. Las tres provincias suman una población de más de 500.000 habitantes.El centro solventa un grave problema de desatención para este colectivo social y pone en marcha actividades conducentes a una mayor igualdad de oportunidades y a la plena inserción de estas personas en su comunidad.

Equipamiento de un centro de rehabilitación integral para personas con discapacidad

Casa de acogida para niños

Desde Yibuti, el minúsculo país enclavado en la costa entre Etiopía y Somalia, y la misma Somalia, las Misioneras de la Consolata hacen cuanto está en su mano por ayudar en los campos de refugiados. A través de la ONG Misión América, se les hicieron llegar un donativo desde Lugo. Con esta ayuda han puesto en marcha un proyecto de ayuda a niños desnutridos de los campos de refugiados.

Casa de acogida para niños

Hogar-Escuela para niños de Croix-Des-Bouquets, Puerto Principe

La construcción del Hogar surge ante la necesidad de acoger a niños sin hogar y sin familia después del terremoto. Las Hermanas Siervas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús con diversas ayudas levantaron el Hogar de niños con el fin de acompañarles en sus necesidades afectivas, humanas, educativas y religiosas. Con el transcurso del tiempo y el buen funcionamiento del Hogar gracias a diversas ayudas externas, las Hermanas se plantean la necesidad de construcción de una pequeña Capilla para completar el Hogar-Escuela proyectado inicialmente por la necesidad de la formación integral de los niños acogidos en el Hogar. De esta manera toda la comunidad residente en el barrio podrá tener acceso a un espacio de formación y reflexión.

Ayuda para la formación de niños del barrio de Prana

Proyecto presentado por la Comunidad de Prana, a 15 Km. De Puerto Príncipe (Haití), donde atienden a niños abandonados después del terremoto de Haití y no disponen de ningún tipo de ayuda. Con esta ayuda ofrecen a los niños un servicio responsable, de calidad humana a los niños y niñas, en situación de calle y/o riesgo social, recuperando y trasmitiendo valores humanos y espiri¬tuales para que la población con la que trabajan dé sentido a su vida, apoyándoles de manera integral.

Ayuda para la formación de niños del barrio de Prana

Ayuda para niños de la calle

Proyecto presentado por la Congregación de las Hijas de la Caridad de Cochabamba (Bolivia), donde atienden el albergue Madre de Dios y el hogar San Martín San Vicente, a través de la Fundación Religiosa “Amanecer”. Esta Institución, que funciona desde hace 33 años, ofrece un servicio responsable de calidad humana a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle en riesgo social, recuperando y trasmitiendo valores humanos y espirituales para que la población con la que trabajan dé sentido a su vida, apoyándoles de manera integral.

Gracias a la aportación de un donante particular cuyo deseo es que su donación vaya destinada expresamente a la ayuda de proyectos infantiles, de cualquier índole, se ha enviado la cantidad de 5.000 euros para el proyecto “Ayuda para niños de la calle”.

Este proyecto fue presentado por la Congregación de las Hijas de la Caridad de Cochabamba (Bolivia) donde atienden el Albergue Madre de Dios y el Hogar San Martín-San Vicente, a través de la Fundación Religiosa Amanecer.
Esta Institución que funciona desde hace 33 años, ofrece un servicio responsable de calidad humana a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle y/o riesgo social, recuperando y trasmitiendo valores humanos y espirituales para que la población con la que trabajan de sentido a su vida, apoyándoles de manera integral.
Estos centros cuenta con 300 niños y 200 externos a los que se les ayuda a través de programas de intervención preventivo, educativo y terapéutico para que se desarrollen personalmente, recobren su autonomía y se integren en la sociedad con valores y convicciones propias como personas dignas.
La precaria situación económica que se está atravesando hace que se planteen solicitar ayuda para dar solución a las diversasurgencias que se presentan actualmente en estos centros, desde la alimentación pasando por el servicio de salud, el mantenimiento de inmuebles, el mantenimiento de vehículos que facilitan la movilidad entre los diferentes hogares, recursos para la realización de talleres, materiales y becas para los profesionales de los talleres educativos, etc.
Los logros obtenidos, aunque son a largo plazo, son gratificantes para toda la comunidad implicada: el retorno de algunas adolescentes; familias que logran superar muchos problemas de violencia; evitar la desintegración familiar; reinserción de jóvenes; insertar a los niños, jóvenes y adolescentes en la escuela; capacitación profesional de los jóvenes.